pasionporlacaza
  Entrenamiento de Galgos
 

 La Crianza de Galgos.

Antes de efectuar una cubrición existen una serie de requisitos a cumplir por ambas partes. En primer lugar, se debe comprobar fehacientemente que el estado de salud de los reproductores sea perfecto. Quince días antes de la fecha prevista, se le realiza a las reproductoras una desparasitación completa y vacunación trivalente:

(panovirosis, moquillo, hepatitis y letospirosis), con ello se consigue inmunidad para los futuros cachorros, evitanto así, las enfermedades.Desde su nacimiento, los cachorros están sometidos a las acciones de los factores que les rodean. Es imprescindible tener una perrera limpia, con muy buena ventilación.


A las seis u ocho semanas, hay que desparasitarlos, después los vacunamos, concediendo prioridad a la parvovirosis, auténtico problema que afecta a nuestras camadas. A los quince días se les pone la vacuna trivalente (moquillo, hepatitis y leptospirosis), quince días más tarde les revacunamos de parvo y pasados otros quince días más, de nuevo la trivalente. Si se llevan a cabo estos ciclos cuidadosamente, no tendremos problemas con nuestras crías.

En cuanto al destete, debe realizarse paulatinamente. A partir de los 30 días, se les da una alimentación muy suave con algo de leche; se preparan caldos para esta etapa; también se aconseja alimentarles con carne muy picada que, gracias a su instinto de animal carnívoro, tiene una gran aceptación por parte del cachorro, disminuyendo progresivamente la necesidad real de ingestión de leche materna.

Después se les introduce en su dieta pasta ensopada y así sucesivamente. El fin es conseguir que su alimentación sea lo más completa posible y evite la pérdida de hierro en los cachorros, causa de anemias.

Hasta los cuatro meses, el número de comidas deben ser de tres a cuatro al día, una vez alcanzada esa edad se reducirán a dos. En cuanto al tipo de alimentos, comenzamos con caldos y progresivamente, los vamos sustituyendo por alimentos sólidos y ricos en vitaminas A, D, C, en yodo fósforo e hidratos de carbono que favorecen la formación y crecimiento del esqueleto. Otra opción es el pienso que se puede encontrar en el mercado de hoy en día y que viene preparado para cubrir todas las necesidades del cachorro.

 Los cuidados en la crianza, al igual que la alimentación son especialmente importantes. Deben estar en un corral de tierra libre de obstáculos con el fín de que no se dañen en sus correteos y es imprescindible que les dé el sol.

 

Hasta los seis meses, nuestra misión es criar a los cachorros de buen origen, sanos y fuertes.


Una vez alcanzada esa edad, llega el momento de comenzar la labor de moldeo y formación del atleta. Los ejercicios que han de realizar irán dirigidos primordialmente a potenciarles el corazón y ampliar su capacidad pulmonar para conseguir un vigoroso sistena circulatorio y por consiguiente un buen aparato locomotor.

Poco a poco hay que niciarles en el ramaleo y educarles en la obediencia para comenzar con los paseos eoncollarados. Deben acostumbrarse a soportar la presencia de otros galgos de modo que una vez llegue el momento de competir, nuestro galgo no perturbe su carrera al encontrarse con sus rivales. Seguro que todos conocemos casos en que el galgo no quiere ni siquiera ir a la traílla y esto es parte de la educación primaria.

Para llegar a conseguir nuestro fin debemos tener mucha paciencia, comprensión y cariño con nuestros cachorros.

El entrenador de galgos.

El esfuerzo que podría hacerse en entrenar un galgo de carreras es ilimitado, realmente lo que limita es el coste y el tiempo que disponemos para ello. De cualquier forma debemos estar dispuestos a gastar mas que los beneficios que podemos esperar. Hay numerosas y variadas ideas y aprovechamientos sobre el galgo de carreras en todas partes del mundo.

El objetivo siempre es el mismo : desarrollar y mantener las posibilidades de un galgo para conseguir los mejores resultados en las carreras. Para preparar un programa de entrenamiento hay algunos factores que debemos tener en consideración, como son : propósito, pasadas experiencias en entrenamiento, la natural y general condición del galgo y la aptitud del entrenador.

El propósito del entrenamiento debería ser la creación de oportunidades por parte del perro y del entrenador para desarrollar los mejores recursos de ambos. Esto se adquiere a través del estudio, de la experiencia práctica y de la aplicación de lo que hemos aprendido, resolviendo problemas que se nos presentan día a día. Claridad de los métodos de entrenamiento se consigue a través de una exposición básica de los factores y conceptos que nos faltan por realizar. Hay una teoría no aceptada de forma general que dice que el aprendizaje se produce a través de experiencias emocionales , tales como el miedo. Por ejemplo, algunos recordamos nuestro rechazo a aprender a nadar a través de nuestra inmersión o contacto con el agua. Aprendimos a nadar por el miedo a ahogarnos. Por similitud el entrenador así como el animal aprenden a través del instinto, la observación y la oportunidad. Claridad y brillantez en la enseñanza no quiere decir necesariamente que hagan aprender al hombre o al perro. Usted puede llevar al perro a clase, pero no le puede hacer pensar. El entrenamiento de galgos tiene dos caras. Una es como es la teoría y otra la práctica y el beneficio que obtenemos cuando aplicamos la teoría y el objetivo marcado.


Características de un exitoso programa de entrenamiento:

  • Determinar un objetivo claro.
  • El cuidado del animal y un gradual entrenamiento del galgo.
  • Constante revisión de los resultados obtenidos.
  • Corrección de los resultados insatisfactorios, localizando, analizando y corrigiendo los problemas.
  • Utilizando los recursos del entrenador y del perro lo mejor posible para obtener el mejor resultado.
  • Evaluación de todas las mejoras.

El plan puede fallar a través de una suerte de experiencias.

Una buena interpretación de las marcas tomadas por el entrenador, cuyo conocimiento debe hacerse a través de la inteligencia y el sentido común.

Si la causa del error es un pobre enjuiciamiento, debido a una experiencia inadecuada o un fallo en el uso de la adecuada información nos obliga a hacer una corrección, el entrenador debe mejorar su educación, adquirir mas experiencia, o tomar mas datos de una situación, antes de tomar una decisión. Entrenando a un galgo es importante descubrir los errores a tiempo y aplicar los pasos correctores. La habilidad de un entrenador consiste en desarrollar en un galgo el máximo potencial y sacar la máxima eficiencia de la teoría y las prácticas aprendidas, la prudencia en la toma de decisiones siempre será beneficioso para la mejora de nuestro galgo.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=